Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio

OK Más info

Descarga GRATIS mi ebook Cómo crear un plan de marketing digital efectivo + plantilla en Excel para llevar a cabo tu estrategia y haz crecer tu empresa en internet

¡Si, quiero descargar gratis el e-book!

Descarga gratis mi e-book Cómo crear un plan de marketing digital efectivo + plantilla en Excel para llevar a cabo tu estrategia

Francisco Rubio
Cómo reducir la tasa de rebote de tu web

Cómo reducir la tasa de rebote de tu web

Cómo reducir la tasa de rebote de tu web

La tasa de rebote (bounce rate) mide el porcentaje de usuarios que han abandonado un sitio web después de haber navegado por la páginas sin interactuar de ninguna manera. Que la tasa de rebote sea muy alta significa que un gran número de usuarios entraron a tu web y la abandonaron sin hacer ningún clic.

Las principales causas por las que aumenta la tasa de rebote son por que tu web:

  • No tiene un buena estructura.
  • No dispone de un buen diseño web.
  • No has sabido determinar correctamente el público al que te diriges.
  • No aporta información de calidad o no está completa.

Las altas tasas de rebote tienen varias consecuencias: 

  • Bajada de la productividad de la web.
  • Peor posicionamiento en buscadores.

Por eso, en este post te enseño cómo conseguir una tasa de rebote ideal, para que llevando a cabo algunas o todas estas acciones en tu web puedas mejorarla.

Pero antes de pasar a optimizar nada, vamos a desgranar un poco el tema y conocer más sobre la tasa de rebote.

 

¿Qué causa una tasa de rebote alta?

Webs de una sólo página

Lógicamente, los sitios web de sólo una página son sitios que acumulan más probabilidades de obtener porcentajes altos de rebote. Generalmente, estas páginas son webs meramente informativas y no incluyen tienda on line; por lo tanto, la única opción posible a realizar por los usuarios es rellenar un formulario de contacto.

La probabilidad de que un usuario que llegue a tu sitio web y rellene dicho formulario, es baja. Por consiguiente, la mayoría de usuarios que entren saldrán sin realizar ningún tipo de acción. Todo ellos, conformarán el porcentaje de tasa de rebote, que será muy alto.

 

El diseño de tu web

Cómo reducir la tasa de rebote de tu webQue el usuario permanezca activo en tu web dependerá del diseño y estructura de la misma. Es decir, que la web no sea plana e invite a navegar por ella, beneficiará a que la tasa de rebote disminuya. El diseño también influirá en esta cifra pues, en ocasiones encontramos webs con diseños tan recargados que no sabemos muy bien cómo continuar la navegación para encontrar la información que buscamos. Y, en el polo opuesto, también existen webs muy simples, que no contienen la información necesaria mínima. Lo ideal es un diseño cuidado y equilibrado que haga la web usable y atractiva.

 

Velocidad de carga de tu web

Que la velocidad de la carga de tu web sea alta hará incrementar la tasa de rebote de la misma. La razón es sencilla: a la gente no le gusta esperar. En el mundo en el que nos encontramos, donde la información es muy accesible e inmediata, encontrar una web que tarde en cargarse nos hace desesperarnos y, probablemente, salir de ella para entrar en otra más fluida. Mejorar la velocidad de carga de tu web es el primer paso para que tu tasa de rebote disminuya. Podrás medir la velocidad de tu web con diferentes herramientas on line y, descuida porque un poco más adelante te daré consejos para aumentar la velocidad de carga de tu web.

 

Público objetivo no bien focalizado

Focaliza tu web a tu público objetivo. Es un consejo muy básico pero hay gente que aveces lo paso por alto. Por ejemplo, si tu web (o blog) está orientada a personas interesadas en el mundo del motor, no incluyas información sobre los novedosos patinetes eléctricos. A lo mejor, a algunos les interese y tal vez lean el post, pero si la mayoría entra para conocer las novedades en coches y motocicletas, de nada les servirá tu post sobre patinetes. Trata de estudiar los gustos de tu público, ¿Cómo? Viendo cómo se comportan en tu web. Con herramientas como Google Analytics podrás saber cómo es tu público, qué intereses tiene, a qué horas accede a tu web y qué páginas visita. No dejes pasar por alto esta oportunidad de obtener información, pues es realmente valiosa para mejorar tu tasa de rebote.

 

¿Qué puedo hacer si tengo una tasa de rebote realmente alta?

Las acciones que puedes llevar a cabo para mejorar las tasa de rebote pueden agruparse en torno a dos líneas de acción:

  • Mejorar la velocidad de carga de tu web.
  • Mejorar y complementar el contenido web.

Mejorar la velocidad de carga de tu web

 Cambiar de servidor

Podrás reducir la velocidad de carga de tu página web sustituyendo tu servidor por otro más potente, que mejore sustancialmente el tiempo de espera.

Teniendo en cuenta que unas de las principales causas para que el usuario termina la navegación sin hacer ningún clic en la web, es el tiempo de espera, es fácil deducir los resultados de una mejora del tiempo de carga de tu web. La tasas de rebote disminuirá.

Podrás medir la velocidad de carga de tu web en aplicaciones como gtMetrix o con aplicaciones de Google

 

 Optimización de imágenes

La optimización de imágenes es un proceso realmente fácil que cualquier persona será capaz de realizar y que mejorará notablemente el tiempo de carga de tu web. Reduce su tamaño y borra las que no sean imprescindibles. Con ello reducirás el peso de tu web y ayudarás a que la carga sea más rápida.

 

 Cambio el plugging de redes sociales

Un cambio que también sugiero para la mejora de la velocidad de carga de tu web es saber elegir los plugging que implementas en tu sitioweb. Hay plugging realmente buenos en su funcionalidad pero que son todo un impedimento para la velocidad de carga. Estudia ésto que te digo y prescinde o cambia aquellos que más interrumpen el buen funcionamiento.

 

Mejorar el contenido web

➡ Ofrece contenido de calidad

Cómo reducir la tasa de rebote de tu web

Incluye en tu web contenido de calidad, que aporte valor al usuario. Evita que tu web sea estático, con contenido que no cambian ni se actualiza, pues al usuario pronto dejará de interesarle. Si tienes un blog, actualízalo frecuentemente e incluye posts con temas relacionados de novedad.

Como decíamos, estudia el gusto de los usuarios y mide, con herramientas como Analytics, las áreas que más le interesan a tus lectores. Poténcialas, hazlas atractivas y dinámicas.

Además de eso, incluye llamadas a la acción en posts y páginas de aterrizaje para ayudar a disminuir la tasa de rebote de tu web.

➡ Mejora la legibilidad de tus textos

Una de las razones por las que tu clientes abandonan la navegación de tu web es por la falta de legibilidad.

Por lo general, las piezas grandes de texto asustan a los usuarios. Lo ideal es que incluyas textos no muy extensos con título, subtítulos y epígrafes que lo dividan. Otro aspecto que mejorará la legibilidad es la incorporación de imágenes ilustrativas que, además, amenicen la lectura del usuario.

 

➡ Cambiar los post recomendados del lateral derecho del blog

Fomenta que el usuario interaccione con la web de alguna manera. Si lo que quieres es que el usuario entre y de una manera u otra, haga clic en algo, puedes realizar varias cambios. Si posees un blog, una buena idea es recomendar post relacionados o que hayan tenido éxito. Así será más fácil que el usuario clique en alguno de ellos.  Podrás ubicarlos en alguno de los laterales o incluir el enlace dentro del texto.

 

Espero que, con estas acciones, consigas objetivo de disminuir la tasa de rebote de tu web. Recuerda, mejorar la navegación beneficiará la experiencia del usuario, y eso ayudará al posicionamiento de tu web. ¡Todo está relacionado!

 

¿CUÁL ES LA TASA DE REBOTE DE TU WEB? ¿LAS HAS ANALIZADO YA? ¿CUÁLES DE ESTAS ACCIONES HAS IMPLEMENTADO YA EN TU WEB? ¡CUÉNTAME TUS RESULTADOS Y EXPERIENCIA EN COMENTARIOS!

 

 
Francisco Rubio
Sobre el Autor

Francisco Rubio

CEO de ExpacioWeb Digital Marketing. Emprendedor y empresario. Debilidad por el marketing online y el social media.

Deja un comentario