Mi historia de branding personal contada en primera persona

15/09/2015 2 Francisco Rubio

Tiempo de Lectura: 3 minutos

Hace unos meses tuve el enorme placer de aparecer en el libro publicado por Jaime Chicheri «37 historias de Branding Personal contadas en primera persona». Es un libro en el que 37 personas normales cuentan su historia personal de desarrollo empresarial y superación, y que pueden servir a otros emprendedores como inspiración o motivación.

37 historias de branding personal contadas en primera personaEn palabras del propio autor:

«El objetivo de este libro es el mismo que el de su hermano mayor. No tiene otra finalidad que conseguir que quien lea las diferentes historias se inspire de una manera u otra. Solo con conseguir que uno de los lectores algún día me escriba diciéndome que este libro ha sido de ayuda para él me daría por satisfecho aunque realmente la verdadera satisfacción que me ha aportado montar este proyecto ha sido poder pensar en todos y cada uno de los participantes y abrir mi corazón para poder expresar lo que siento hacia ellos».

Me gustaría agradecer personalmente el haberme incluido en este libro, junto a personalidades de la talla de Alicia Senovilla, Oscar Valdelvira, Victor Martín o Vilma Núñez, por citar a algunos.

Lo que escribe Jaime en su libro:

«Es su historia Francisco Rubio destaca de si mismo su claridad, seriedad y honestidad a la hora de hacer negocios. Confirmo cada una de estas aptitudes y añado una cuarta que creo que le define muy bien: la adaptabilidad. Si tuviera que destacar personas que han ayudado a Marketing Surfers a crecer una sería Sara Herrera (de quien ya hablé en la historia de Fabián Núñez) y la otra sin duda es Francisco. Somos empresas hermanas, hemos crecido juntas, nos hemos ayudado en momentos flojos, hemos creído en los proyectos locos que nos planteábamos los unos a los otros, nos hemos divertido muchísimo y hemos aprendido con cada uno de los más de 40 proyectos que habremos lanzado juntos».

Y lo que cuento en el libro:

«Ya de pequeño mostraba un gran interés por el mundo de los ordenadores. Cuando los demás jugaban, yo estaba programando en Basic, con un Amstrad de 128Kb. Decidí enfocar mi vida hacia la informática, y en 1999, por fin, pude dedicarme a ello, obtuve un contrato en una empresa de informática de Córdoba. Durante más de 10 años aprendí mucho sobre ese mundo, reparé ordenadores, fui cogiendo cada vez más experiencia y en 2010 prácticamente manejaba la empresa (menos temas administrativos) y estaba a cargo de otros dos compañeros técnicos.

Ese año ya notaba los efectos de la crisis, y una de esas advertencias fue que mi jefe comunicaba que no podía continuar con la empresa, pues no le era rentable, así me ofreció continuar yo con la misma (le estoy muy agradecido por toda la ayuda que me brindó). En ese punto de inflexión, de cambio, me armé de valor y decidí (no sin mucha meditación) quedarme con la empresa y con dos técnicos a mi cargo.

Para entonces yo ya había estado jugando con el diseño web, que era realmente una pasión, de modo que el disponer de una empresa de informática, con más pérdidas que beneficios, me sirvió de base para poder investigar, aprender y trabajar en la web, comenzando a introducirme en el mundo del posicionamiento SEO.

En esa época conocí a Juan Merodio, y más tarde a Jaime Chicheri, además de otras empresas para las que comencé a trabajar, pues mi estrategia no fue dirigirme al cliente final y a la venta a puerta fría. Consiguiendo, con mi trabajo, la confianza de una empresa, ganaba por ende, la de todos sus clientes. De esa manera, y por supuesto trabajando con calidad, seriedad y honestidad, fui ampliando el volumen de personas para las que trabajar.

En 2011 contraté a mi primer programador, apenas generando ingresos la empresa, y aún en crisis, fuimos creciendo, y poco a poco he ido formando un equipo, de más de 12 personas en la actualidad, entre plantilla fija, colaboradores, comerciales, etc…(equipo de lujo, del que me siento orgulloso y satisfecho) y desde hace un año nuestra oficina se encuentra en la zona de negocios central en Córdoba (Vial Norte).

A pesar de errores y desengaños con algunos Partners y personas en el pasado, puedo asegurar que este tipo de tropiezos nos han hecho aún más fuertes y he aprendido mucho, laboral y personalmente.
Este año 2015 se anuncia muy bueno para ExpacioWeb Digital Marketing (soy optimista por naturaleza), lo que nos permitirá continuar creciendo y mejorando todos nuestros procesos, proyectos, resultados y aumentando nuestra cartera de clientes».

Me gustaría agradecer personalmente a Jaime Chícheri el haber pensado en mí para incluirme en su libro.

Quien quiera descargarlo puede hacerlo en su blog, en este enlace.

¿Qué te ha parecido este artículo?

[Total: 0   Promedio: 0/5]

Sobre el Autor

Francisco Rubio

Francisco Rubio

CEO de ExpacioWeb, Director Ejecutivo de Pull Comunicación y Director de Proyectos en Marketing Surfers. Apasionado de los viajes y la fotografía, y amante del deporte diario.

También te pueden interesar

10 años Ayudando a emprender en el sector hotelero

10 años Ayudando a emprender en el sector hotelero

27 / septiembre / 2017

Diez años se dice pronto. Pero, sin ser un gran conocedor del sector hotelero, es el tiempo que llevo ayudando a emprender en este sector: te explico. Hace 8 años decidí emprender lo que, a día de hoy, se ha convertido en ExpacioWeb Digital...

Leer más
Ejemplos de campañas de Black Friday que siempre recordarás

Ejemplos de campañas de Black Friday que siempre recordarás

17 / noviembre / 2018

En unos días vuelve el Black Friday y muchos consumidores llevan ya tiempo preparados para dicho acontecimiento. Este día “negro” da el pistoletazo de salida a la temporada de compras de navidad y recoge multitud de ofertas tanto de minoristas...

Leer más

Comentarios

  1. Jaime López-Chicheri Mirecki 16 de septiembre de 2015 a las 15:47

    Me encanta el camino que estamos tomando juntos desde hace ya muchos años socio. Eres de los GRANDES!

    • Francisco Rubio
      Francisco Rubio 22 de septiembre de 2015 a las 16:57

      Gracias Jaime, aun hay cosas que pulir, pero con trabajo y dedicación se mejoran los procesos. El camino debe tender hacia la perfección.

Deja un comentario

Temas que trato en este blog