Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio

OK Más info

Descarga GRATIS mi ebook Cómo crear un plan de marketing digital efectivo + plantilla en Excel para llevar a cabo tu estrategia y haz crecer tu empresa en internet

¡Si, quiero descargar gratis el e-book!

Descarga gratis mi e-book Cómo crear un plan de marketing digital efectivo + plantilla en Excel para llevar a cabo tu estrategia

Francisco Rubio
8 miedos del emprendedor

8 miedos del emprendedor

Emprender es un proceso complicado y requiere de muchas cualidades para evitar y superar un gran número de obstáculos. En muchos casos, crear un negocio propio supone abandonar un puesto de trabajo fijo, unos ingresos asegurados, una vida cómoda, y fiarlo todo a un futuro tan ilusionante como incierto. Emprender es sinónimo de asumir riesgos. Perder el miedo y aprender a reducirlos es sacar adelante la empresa.

El miedo es una respuesta casi automática a la incertidumbre, e iniciar tu propio negocio es uno de los mayores saltos a lo desconocido. Sin embargo, para que tu sueño se convierta en realidad, deberás aprender a dominar esa sensación de miedo, utilizarla a tu favor y ponerte manos a la obra.

Cuando te embarcas en un nuevo proyecto nadie va a poder garantizarte un 100% de posibilidades de éxito y eso es lo que realmente asusta. Emprender es una experiencia que podrá resultarte muy enriquecedora, llena de desafíos, recompensas, pero también implica riesgos, que hay que aprender a asumir.

En este artículo, te daré algunos consejos que puedan ayudarte para controlar esa sensación de temor y convertir esa energía nerviosa en energía positiva:

1⃣ Nunca mente negativa

Lo primero que tenemos que aceptar es que todo emprendimiento tiene riesgos, pero si solo pensamos en las consecuencias negativas puede que nuestra mente lo paralice y termine ahogando tus metas y sueños en la vida.

Existen muchos emprendedores que tienen una predisposición negativa; y se podría afirmar que los que piensan de esta manera generalmente no llegan muy lejos.

Para que esto no ocurra, piensa en cosas positivas, todo aquello que podrás alcanzar si cumples tus objetivos. En pocas palabras, hay que poner la mente a trabajar a favor de la visión del negocio. Ser optimista es una mejor manera de mirar el mundo, así que hazlo por tu propio bien.

2⃣ Cree en ti mismo

Uno de los puntos débiles suele ser la falta de confianza en uno mismo, sobre todo en las capacidades. Y desde mi punto de vista, este es uno de los grandes secretos para emprender con éxito.

Es cierto que, en esta vida, quien algo quiere, algo le cuesta, así que, aunque solo sea el intento, deberás echarle valor para enfrentar tus miedos.

Por lo tanto, para poder obtener el éxito en tu nuevo negocio, necesitas creer que puedes en primer lugar. Debes sentir en tu interior que lo vas a conseguir, porque en realidad con nuestros pensamientos creamos el mundo. Trabaja tu autoestima. Ten una confianza y una fe inquebrantable en tu persona, y en tus posibilidades. Potencia tus puntos fuertes. Los tienes, descúbrelos.

  • ¿Carencia de experiencia y conocimiento para iniciar?
  • ¿Cómo voy a emprender si no tengo conocimientos?
  • Soy joven y nunca he tenido un trabajo verdadero, ¿porqué alguien me contrataría sin tener experiencia alguna?
  • Todavía no tengo título universitario, por lo que no soy lo suficientemente inteligente para enseñar esto a alguien más.

Siempre tendrás este tipo de pensamientos que intentarán detenerte, pero no te limites si no tienes experiencia, o educación universitaria. Emprender no sólo se trata de obtener una formación académica especializada en la materia. A veces hay habilidades, que son innatas, y no se pueden aprender.

3⃣ No temas al fracaso

8 miedos del emprendedorPodríamos decir que este es el miedo por antonomasia del emprendedor. El miedo al fracaso, a que tu proyecto no salga adelante, el miedo a no elegir el camino correcto, o a equivocarse de rumbo.

Para vencer a este miedo lo debemos hacer a través de datos o predicciones. Es decir, puedes crear un plan de empresa, intentando adivinar que ocurrirá en los diferentes escenarios, y situaciones. Ahora bien, tienes que tener claro que no hay nada exento de riesgo, siempre podrás fracasar, de esta forma nunca podrás obtener un éxito sin haber tenido en el proceso algún fracaso o contratiempo. Y no te preocupes por ellos, de los pequeños fracasos es de donde más se aprende. Son ocasiones únicas para reflexionar.

Con lo que, hazte a la idea, el fracaso está ahí, y existe, pero puedes hacer que aumenten tus posibilidades de éxito. De esta forma, emprenderás en el momento en que las ganas de triunfar sean más grandes que el miedo a fracasar.

4⃣ Toma decisiones

El miedo de emprender un negocio puede provenir de que exista una tendencia en la persona a no tomar una decisión. Evidentemente, no todos estamos hechos para ser emprendedores.

Sin duda, las decisiones más importantes que deberás tomar son las siguientes:

  • Abandonar tu empleo: la decisión de iniciar un negocio supone en la mayoría de los casos tener que dejar tu trabajo actual.
  • La financiación del negocio: son muchas y muy variadas las opciones de financiar un negocio, y todas tienen ventajas y desventajas, que deberán ser consideras.
  • Decidir a quién contratar y cuando: serás tú quien tome las decisiones que marquen la estrategia empresarial, pero será el equipo de trabajo que tu logres formar el que llevará a que el equipo funcione.
  • Decidir cuándo y cómo expandirte: la idea de expandir un negocio suele atraer bastante, sea cual sea la empresa, pero podría colocarla en una situación vulnerable.

En efecto, todas estas decisiones conllevan una responsabilidad, y tendrán unos efectos en el futuro de la empresa.

No hay que idealizar la figura del emprendedor, pero si hay que saber que debe ser una empresa que sabe lo que quiere, que persigue sus sueños y que trabaja duramente para alcanzar sus metas. Es decir, puedes tener defectos, pero lo que tienes seguro, es el hecho de poder tomar una decisión y ser responsable de tus actos.

5⃣ Sal de tu zona de confort

Tienes que tener claro, que cuando vas a emprender, lo que estás haciendo es comenzar una aventura, y eso puede conllevar tanto riesgos como sacrificios. Deberás enfrentarte a nuevas situaciones, y a nuevos proyectos lo que hará que necesites buscar en nuevos lugares.

Pero no te preocupes, si confías en tu idea, podrás con el miedo de enfrentarte a lo desconocido. Lucha, y no te quedarás con la duda o el remordimiento de no saber si hubieras sido capaz. Una buena estrategia para vencer este temor es plantearse el desafío en términos de pérdidas, analizando las cosas que perderías si te quedas como estás.

Un emprendedor nato, no sabe que es eso de la zona de confort, la incertidumbre es su hábitat natural. Por eso no debemos auto limitarnos por el miedo a sucumbir lo desconocido.

6⃣ ¿Y los que han confiado en ti?

8 miedos del emprendedorEste es uno de los miedos más extendidos entre los emprendedores. Es una sensación de culpa ante la posibilidad de que las cosas no ocurran tal y como tú las has pensado, pones en peligro la seguridad tanto tuya, como los de tu alrededor; ahorros de inversores, clientes, familia, amigos, etc.

Para vencer este miedo, puedes quedar para hablar o desahogarte con otros emprendedores, para compartir situaciones, miedos, soluciones o sentimientos, y que puedan aportarte puntos de vista diferentes.

De todas formas, desde mi punto de vista, lo que más te tranquilizará será expresar a aquellos que están contigo, la situación. Esto te ayudará a relativizar el miedo.

7⃣ Aprende a crecer

¿Sabías que se puede morir también de éxito? Hay emprendedores que tienen miedo a no saber cómo reaccionar cuando tienen delante una oportunidad. Incluso, creen que no pueden hacerse cargo de un proyecto debido a su magnitud.

Crecer no tiene por qué ser un problema. Algunas de estas claves te pueden ayudar para que, en la hora de crecer, no tengas miedo:

  • Aprender a comunicarte para transmitir tu visión.
  • Pierde la vergüenza
  • Rodéate de un equipo verdaderamente competente.
  • Se creativo
  • Dinero, dinero y dinero.

Los principales miedos a los que se enfrenta un emprendedor son el miedo a perder dinero. Este miedo es especialmente común cuando se quiere emprender por necesidad y no por oportunidad. Cuando desde el principio el dinero se convierte en una obsesión, puedes perder fácilmente el enfoque en lo que estás haciendo.

Hazte a la idea de que no existe un solo modelo de negocio en el que puedan garantizarte resultados inmediatos y seguros, con lo que evalúa las oportunidades que se te presenten y determina si estás dispuesto a correr el riesgo que cada negocio conlleva. Son riesgos calculados que podemos superar en muchos casos con una buena actitud.

8⃣ Si lo necesitas, pide ayuda

No debes de tener miedo a pedir ayuda. Pedir ayuda es fundamental. Es cierto, muchas veces nos cuesta pedir ayuda, tanto cuando hablamos de negocios, como en nuestra vida cotidiana. Y esto es algo esencial en ambos ámbitos.

Hacer las cosas por ti mismo, es muy satisfactorio, pero a veces no puedes olvidar que necesitaras que te tiendan una mano, y para ello no debes tener ningún reparo en pedirlo.

Espero que con estos consejos el miedo no te detenga. Es algo normal. Todos los emprendedores lo experimentan. Lo importante es que no debes que el miedo se apodere de ti, sobre ponte y decídete a actuar.

En definitiva, la mejor forma de combatir cualquier miedo es actuando. Comienza dando pequeños pasos y poco a poco tomarás la seguridad necesaria para continuar hasta lograr tus sueños. Si desde el principio te bloqueas pensando en todo lo que debes hacer para construir tu negocio, jamás vas a empezar. Entonces mejor, convierte tus objetivos en acciones diarias que puedas empezar a realizar desde hoy mismo.

 
Francisco Rubio
Sobre el Autor

Francisco Rubio

CEO de ExpacioWeb Digital Marketing. Emprendedor y empresario. Debilidad por el marketing online y el social media.

Deja un comentario