Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio

OK Más info

Descarga GRATIS mi ebook Cómo crear un plan de marketing digital efectivo + plantilla en Excel para llevar a cabo tu estrategia y haz crecer tu empresa en internet

¡Si, quiero descargar gratis el e-book!

Descarga gratis mi e-book Cómo crear un plan de marketing digital efectivo + plantilla en Excel para llevar a cabo tu estrategia

Francisco Rubio
El marketing del amor. Las marcas y sus emociones

El marketing del amor. Las marcas y sus emociones

La tecnología actual nos ofrece mil soluciones para abordar un mismo problema. Por eso, el viejo discurso del vendedor que exaltaba las virtudes de un bien o servicio ofrecido ha quedado en el olvido. Los listados y las exposiciones sobre las ventajas de productos y servicios han ido dejando paso a investigar las necesidades y preferencias del cliente. De esto se trata el denominado “Love marketing”, o marketing del amor.

Marketing del amor: ¿Qué necesita nuestro cliente?

Las nuevas tendencias en materia de marketing y publicidad buscan conquistar el corazón 😍 y no solamente la razón del consumidor. Ocurre que, cuando elegimos ser fieles a una marca, lo hacemos porque desarrollamos una simpatía hacia sus productos.

Según esta perspectiva, nuestros sentidos juegan un papel importante en el patrón de consumo, lo podemos comprobar al momento de escuchar una canción que nos agrada, o incluso cuando votamos por un candidato presidencial. Es evidente que nuestras preferencias son formadas en buena medida por nuestras pasiones.

¿Pero cómo podemos traducir eso a las estrategias de marketing? Parece que todo se trata de análisis, imagen y creatividad.

¿Cómo puedo saber lo que sienten tus consumidores?

marketing del amorLa primera premisa del marketing del amor 💖 es conocer a tus consumidores. Si no sabes lo que les puede gustar o lo que necesitan, tus estrategias de marketing no serán muy efectivas. No necesitas poder leer la totalidad de sus pensamientos, pero si saber cuáles son las razones que pueden engancharles a tu producto o servicios.

Ese análisis es lo que te permitirá darles precisamente lo que ellos quieren. Existen herramientas que te ayudarán a conocer, en primer lugar, cuáles son las similitudes entre las personas que visitan tu página web, o por qué razones compran aquello que tú haces.

En este sentido, será útil conocer datos como el rango de la edad, el sexo de tus compradores y su país de origen. Estos datos resultan generales, pero te guiarán hacia el éxito. No solo podrás enfocar mejor tus esfuerzos y estrategias comerciales, sino que podrás captar otros clientes que puedan interesarse en lo que ofreces, independientemente de lo que sea. Las encuestas son otro elemento a considerar.

Conoce a tu audiencia desde el principio

Desde los inicios de nuestro emprendimiento, será muy útil profundizar en la psiquis de los posibles clientes, ir recopilando información. Con ello iremos conociendo el potencial perfil de los clientes para clasificarlos en nichos comerciales.

Todo esto nos invitará a pensar en cuál es el elemento atrayente de nuestra propuesta. No solo se trata de estudiar al cliente o consumidor, sino de ser autocríticos con lo que ofrecemos.

Creando una imagen

Es muy importante crear una imagen que nos identifique, una identidad propia. Las personas no solo compran lo que les funciona, sino también aquello que les parece agradable en determinados momentos y circunstancias.

Y si algo se parece a ellos mismos, entonces lo comprarán. Bajo esta perspectiva, las personas se proyectan en sus objetos consumibles y esto ocurre desde el preciso instante en que dicen “a mí me gusta esto”.

Evidentemente, lo que gusta sacia los sentidos. Posteriormente, lo que hacen los publicistas experimentados es explotar esa relación de amor y empatía que los compradores expresan. Para ello, la imagen debe mantenerse vigente a través del tiempo o ir evolucionando sin experimentar cambios drásticos, al menos que algo haya cambiado en tu público.

Por último, una máxima que siempre funciona es regalar algo adicional a nuestros usuarios. Esto lo han aplicado las grandes corporaciones, pero también le funciona muy bien por ejemplo a los influencers de Twitter, o a los políticos en campaña.

No hay que olvidar que, la máxima del marketing del amor es dar primero sin recibir nada a cambio, o al menos aparentar que esto será así.

 
Francisco Rubio
Sobre el Autor

Francisco Rubio

CEO de ExpacioWeb Digital Marketing. Emprendedor y empresario. Debilidad por el marketing online y el social media.

Deja un comentario